El mercado apuesta por el negocio de los servicios en la nube de Microsoft

En 2007, el entonces presidente de Microsoft, Steve Ballmer, auguró que Apple fracasaría con el iPhone. “No va a tener una cuota de mercado significativa”, dijo. Esto reflejó una total falta de visión de la compañía, que por aquel entonces era la empresa tecnológica más valiosa del mundo, contando con una capitalización cuatro veces superior a la de Apple.

En 2010, el éxito del iPhone acabó arrollando a Microsoft y Apple se convertía en la mayor empresa tecnológica en ingresos y capitalización. Desde entonces, el valor de Microsoft ha permanecido por detrás del de Apple, pero el pasado 30 de noviembre las tornas se cambiaron: el gigante de Redmond superó a Apple en capitalización, demostrando que sigue siendo referente en tecnología. Su valor de mercado llegó a los 821.500 millones de dólares frente a los 821.300 millones de Apple.

Cloud computing: el principal motor de crecimiento

En 2014 Satya Nadella se convirtió en el tercer CEO de Microsoft en sus 43 años de historia. El ejecutivo se propuso reinventar la compañía identificando nuevas áreas de negocio y fijando un objetivo principal: dejar de ser la empresa Windows para pasar a ser la empresa cloud computing.

Si en 2010 la llegada del iPhone debilitó a Microsoft, ahora el mercado de los smartphones ha madurado y el foco del crecimiento se ha movido a la nube. La venta de servicios informáticos centralizados a empresas y clientes gubernamentales está dando sus primeros pasos. Según Goldman Sachs, el negocio en la nube llegará este año solo al 9% de un mercado valorado potencialmente en 650.000 millones de dólares.

Según la entidad financiera Morgan Stanley, si el área cloud intelligent supone ahora un 29% de los ingresos, en 2021 contribuirá en un 36,5% al negocio de Microsoft.

Actualmente, analistas e inversores creen en la apuesta del mercado por la estrategia de crecimiento en el negocio de servicios en la nube de Microsoft. En palabras de Celso Otero, analista de Renta 4, “el mercado premia su apuesta por la nube, un negocio que crece muy fuerte y que genera ingresos recurrentes y estables”.

Más apuestas tecnológicas que se ven reflejadas en las cifras de negocio

La apuesta por los servicios en la nube es el cambio más importante que ha experimentado la compañía, pero no el único. El nuevo consejero delegado también ha aportado un cambio en el estilo personal, reconvirtiendo a Microsoft en un socio más fiable para otras empresas tecnológicas. Además, Nadella ha llevado su software a plataformas líderes móviles (al anunciar Office para iPad) y ha cerrado importantes compras como la de LinkedIn o la de GitHub.

Keith Weiss, analista de Morgan Stanley, señala como fortalezas su sólida posición en el creciente negocio cloud, su gran canal de distribución, su sólida base de clientes y su continua mejora de los márgenes.

Ed Anderson, analista de Gartner, destaca la ventaja de la apuesta de la compañía por una cloud híbrida (combinación de una nube pública con una privada) y la apuesta por la inteligencia artificial, un área en la que cuenta con más de 5.000 científicos e ingenieros trabajando.

Todos estos cambios se han visto evidenciados en las cifras de negocio que reflejan el acierto tecnológico de Microsoft. Por primera vez en su historia, la compañía ha cerrado su último año fiscal superando los 100.000 millones de dólares de facturación y se estima que en tres años puede elevar sus ingresos un 40% hasta los 154.000 millones de dólares.

APPLE-Y-MICROSOFT

Como Gold Partner de Microsoft, desde ARBENTIA estamos orgullosos de ver cómo la compañía ha ido evolucionando y apostando por tecnologías innovadoras durante estos últimos años. Compartiendo esta misma visión, impulsamos la transformación digital de nuestros clientes con un nuevo enfoque respecto a las aplicaciones empresariales de negocio con Dynamics 365.

Posts relacionados