Tercera entrega de nuestra serie de publicaciones sobre omnicanalidad y digitalización

Hoy os traemos una nueva entrega de nuestra serie de publicaciones sobre la omnicanalidad en el mundo retail. Si estáis interesados en conocer más sobre nuestro último post sobre la consistencia en la experiencia de compra podéis consultarlo desde aquí. En esta ocasión hablaremos sobre el crecimiento que ha tenido el canal de venta online frente al físico.

La batalla por conseguir la mejor ubicación se traslada a la red

Pongámonos en situación, los últimos estudios sobre el comportamiento del consumidor en el mundo retail nos dicen que el 81% de los compradores buscan información en internet sobre los productos antes de llevar a cabo la adquisición, además el 60% de esas búsquedas se realizan por medio de motores de búsqueda. Es un hecho que cada vez somos más propensos a alargar el proceso previo a la compra investigando en foros, páginas de opiniones, comparadores… y ante esta situación contar con una buena presencia en internet se hace tan importante como tener la mejor ubicación física para nuestra tienda. De esta forma, la batalla por estar en la mejor situación se ha ido trasladando del mundo físico al digital, siendo el objetivo el mismo: conseguir el lugar donde puedan vernos el mayor número de personas.

El 81% de los compradores buscan información en internet sobre los productos antes de llevar a cabo la adquisición

¿Hasta qué punto es importante aparecer en las primeras posiciones de un buscador? el siguiente dato es revelador: el 85% de los clics se reparten entre los tres primeros resultados tras realizar una búsqueda (60% el primer resultado, 15% el segundo y 10% el tercero aproximadamente), menos del 1% de los clics vienen de resultados que pasen de la primera página. Imaginemos una palabra clave que tiene 100.000 búsquedas mensuales, ¡pasar de la primera posición de la página de resultados a la segunda nos haría perder 45.000 sesiones en nuestro e-commerce! Es por ello que los grandes distribuidores amplían anualmente su presupuesto para el cuidado y desarrollo de sus sitios web, cada vez son más comunes los perfiles orientado a tareas de generación de contenidos y optimización web para atraer el mayor número de consumidores posibles.

La batalla por conseguir la mejor ubicación se traslada a la red

Sin embargo, atraer tráfico a nuestro sitio web es solo el primer paso. Evidentemente, con un mayor volumen de visitantes tendremos más opciones de aumentar nuestras ventas, pero esto no es un suceso seguro. Se requiere de un gran trabajo de planificación de acciones y organización de la información que nos van dejando los consumidores a través de sus interacciones con nuestra web. Recurrencia, fidelización, captación de nuevos clientes… las acciones son ilimitadas y las necesidades de una buena comunicación con los consumidores cada vez mayores. Para ello es imprescindible reducir al máximo las tareas manuales por medio de la tecnología, contar con un CRM que almacene toda la información de nuestras ventas y clientes se antoja básico en el camino de cualquier retailer que busque alcanzar el éxito. Automatizar mailings, encuestas, formularios o SMS desde el propio CRM es posible, incluso su integración con herramientas de escucha social y seguimiento web.

Llegados a este punto os animamos a reflexionar como estáis gestionando este tema de forma interna, ¿contáis con un CRM que os permita almacenar todo el conocimiento de vuestros consumidores? ¿Sois capaces de automatizar tareas sin miedo de fallar en alguno de las fases del proceso de venta? ¿Estáis dándole la importancia que tiene a vuestro posicionamiento online? Desde ARBENTIA queremos ayudaros a mejorar por lo que os animamos a que os pongáis en contacto con nosotros.

Esperamos que os haya ayudado este tercer post sobre omnicanalidad, en la siguiente entrega hablaremos de las aplicaciones móviles desde la perspectiva del retail.

Tags:

Posts relacionados