Las empresas pueden obtener muchas ventajas al implementar ERP como sistema de gestión en su día a día. ¿Cuáles son esos beneficios y cómo realizar la implementación de ERP en tu empresa? ¡Te lo contamos a continuación!

Beneficios de implementar un sistema ERP

Contar con un software ERP es fundamental hoy en día para la toma de decisiones dentro de una compañía, sea del tamaño que sea. ¿Cómo puede mejorar este sistema tu negocio?

  • Permite la automatización de procesos en la empresa, ya que permite gestionar muchos aspectos diferentes de manera automática, liberando a los empleados de esta carga.

  • Se pueden integrar todos los procesos o archivos de la empresa en un mismo sistema, es decir, en una única plataforma o aplicación, de forma que se pueda acceder a todos ellos desde el mismo lugar.

  • Se obtiene información de la empresa en tiempo real para facilitar la toma de decisiones.

  • Ayuda a reducir costes, optimizar tiempos, ahorrar y ser más eficientes.

  • La plataforma se adapta a cada empresa porque se puede personalizar.

  • Ofrece una información muy completa y detallada, lo que mejora la calidad del análisis sobre la compañía, es decir, que se tiene una visión más exacta de la empresa.

  • Permite optimizar los procesos de gestión en lo que se refiere a flujos económicos y financieros o control de costes.

  • Facilita la comunicación interna y externa.

  • Da coherencia y homogeneidad a la información con la que cuenta la empresa, ya que los datos se integran en una única unidad del sistema.

  • Aporta seguridad a los datos que almacena una compañía, porque el acceso a la plataforma está protegido y restringido por usuarios.

Pasos para la implementación de ERP en la empresa

Las soluciones ERP como Microsoft Dynamics 365 Business Central, como hemos visto, aportan muchos beneficios al día a día de las empresas. ¿Pero sabes cómo implementar ERP en tu empresa? Los pasos a seguir son muy sencillos:

  1. Planificación. Se determinan los recursos que se necesitan, tanto técnicos como humanos. Se definen los proyectos y sus tiempos de ejecución. En definitiva, se organizan las tareas.
  2. Consultoría y análisis. Se analizan las funcionalidades que necesita una empresa y que se deberán implantar en el ERP.
  3. Parametrización. Se instalan el hardware y el software en base al diseño pensado en la etapa anterior y se harán pruebas de funcionamiento.
  4. Migración. Se transfieren los datos desde el sistema anterior al nuevo sistema ERP, ya depurados y organizados.
  5. Formación. Los trabajadores deben recibir una formación específica para saber cómo se utiliza la plataforma.
  6. Arranque. Durante esta etapa, en la que se pone en marcha el sistema, habrá que dar soporte a los usuarios para que todo funcione correctamente.
  7. Seguimiento. El último paso es controlar que el proyecto cumple con la planificación realizada y realizar un control de calidad de la implementación del ERP.

Los beneficios de implementar un ERP son muchos y su puesta en marcha requiere de un esfuerzo mínimo pero que merece la pena para la transformación digital de las empresas. ¿Cuánto cuesta implementar un ERP? Todo dependerá de las necesidades de cada compañía, ya que se trata de un sistema totalmente personalizado. En ARBENTIA podemos darte toda la información que necesitas al respecto.

Posts relacionados