Vista desde fuera, la gestión de almacén puede parecer un proceso realmente sencillo. Hay quien piensa que basta con tenerlo todo a mano y bien organizado, pero en realidad existen infinidad de problemas comunes que hay que saber solucionar en los almacenes. Cuestiones que marcan la diferencia no solo a la hora de agilizar el trabajo, sino que influyen directamente en la rentabilidad de la empresa.

Por eso hoy te mostramos algunos de los principales contratiempos de la gestión de almacenes y cómo solucionarlos gracias a los medios tecnológicos apropiados.

Los 5 problemas logísticos más comunes en almacenes

Las labores de gestión acarrean no pocos problemas comunes en los almacenes que conviene conocer para poder anticiparse, y a continuación te dejamos los principales:

Roturas de stock

Llamamos rotura de stock a cuando vendemos un producto del que en realidad no disponemos. Este es uno de los problemas comunes en un almacén desde tiempos inmemoriales que se ha acrecentado con el auge de la venta online.

No sabemos a dónde van los productos, o de dónde vienen

Disponer de un producto, venderlo y no saber a dónde enviarlo, o a quién devolvérselo llegado el caso, es un atraso considerable. De ahí la importancia de respetar siempre la cadena de información.

Falta de espacio de almacenaje

Un almacén se llama así porque en él se almacena la mercancía, pero si se hace un pedido superior a la capacidad de almacenaje tenemos un problema. De ahí que saber en todo momento de cuánto stock disponemos y cuánto espacio ocupa este resulte indispensable para no llevarnos sustos.

Retrasos a la hora de servir productos

Al cliente actual no le basta con que tengamos un producto, sino que lo quiere en casa cuanto antes. De ahí que tenerlo todo bien localizado sea primordial, pero también hay que tenerlo a mano. En este caso, un buen ERP nos permitirá reponer exactamente aquellas referencias que más lo necesiten en el sitio indicado para poder servirlas a tiempo.

¿Cómo prevenirlos gracias a la tecnología?

La tecnología se ha destapado como el aliado perfecto para controlar los problemas comunes en un almacén. Contar con el software preciso de organización podemos tener controlado el abastecimiento que tenemos de cualquier tipo de producto, anticiparnos a la falta de espacio o evitar las temidas roturas de stock que nos hacen vender productos de los que en realidad no disponemos, y todo ello de forma completamente escalable y eficiente.

Soluciones como el ERP Microsoft Dynamics 365 Business Central o la Power App de ARBENTIA ubiqApp, con la que poder gestionar cualquier almacén desde un dispositivo móvil de forma totalmente ágil e intuitiva, son esenciales para garantizar la buena marcha de un negocio y, por qué no decirlo, un tiempo precioso para dedicar a otras tareas con las que resultar aún más competitivos.

Aplicaciones tecnológicas como las citadas, que además se adapten a la perfección a otras herramientas tecnológicas que ya utilicemos, son la evolución lógica para eliminar para siempre los problemas comunes en los almacenes al por mayor y de pequeñas empresas. Son una inversión rentable y de lo más acertada.

Posts relacionados