El control de calidad industrial es un aspecto determinante en las empresas de hoy en día, pero a su vez es un gran desconocido para muchos de los emprendedores que inician su camino en distintos sectores. Por eso vamos a hablarte de todo lo que debes saber sobre este procedimiento y de en qué aspectos debes fijarte a la hora de elegir las mejores herramientas para llevarlo a cabo.

¿Qué es el control de calidad industrial?

El control de calidad industrial es el conjunto de procedimientos que se llevan a cabo con el objetivo de obtener la garantía de que los productos o servicios que se ofrecen cumplan con todos los estándares de calidad requeridos por la legislación y por quienes estén interesados en adquirirlos.

Dicho de otro modo, el deber de las herramientas de gestión de calidad industrial es poner a prueba los distintos elementos que giran en torno a todo el proceso productivo para, de este modo, garantizar que son seguros, fiables y, en definitiva, que cumplen con lo que se ofrece y se requiere de ellos.

Importancia y beneficios del control de calidad en la industria

Llevar un buen control de calidad de industria es esencial, ya que es la mejor manera de certificar que todos los productos que se ofrecen cumplen con los requisitos de calidad necesarios para estar en venta.

Estas son las principales ventajas del control de calidad industrial:

  • Mejora de calidad: Una correcta gestión de calidad industrial asegura que el producto que se vende es el mejor que se puede ofrecer.
  • Mayor satisfacción del cliente: Recibir un producto o servicio que supera los estándares medios del sector hace que los clientes gasten su dinero con gusto.
  • Elemento diferenciador: Mantener un estrecho control de calidad de un proceso productivo industrial se refleja en una indudable mejora de la reputación de la empresa.
  • Reducción de costes: El control de calidad industrial también se deja notar en los procesos productivos, ya que los analiza y busca la manera de reducir costes y, por tanto, ampliar el margen de beneficio.
  • Evitar sanciones: Además de para ofrecer un mejor producto, el control de calidad en empresas industriales también se traduce en el escrupuloso cumplimiento de la legislación vigente, lo que minimiza las posibilidades de tener que hacer frente a sanciones económicas.

Fases del control de calidad de un proceso productivo industrial

El proceso productivo industrial puede dividirse hasta en 5 etapas de control de calidad, que son las siguientes:

  1. El primer paso es planificar al detalle cuáles serán los requisitos de calidad a respetar durante el proceso productivo y los objetivos a cumplir. Es en esta fase cuando deben determinarse cuáles serán los estándares de calidad y cómo serán los procedimientos de prueba.
  2. Después hay que analizar todas las materias primas que vayan a utilizarse en el proceso productivo. Hay que determinar si todas ellas son aptas para conseguir los resultados que se esperan.
  3. Una vez hecho, toca controlar al milímetro el funcionamiento del proceso productivo. En este paso, además de la observación, es conveniente utilizar herramientas digitales que trabajen con grandes volúmenes de datos y apliquen estadísticas en tiempo real.
  4. La cuarta fase del control de calidad industrial se centra en la calidad del producto terminado antes de ser entregado a su comprador.
  5. En cuanto a la última fase de este control, se centra en la mejora continua de las cuatro etapas anteriores, mejorando así tanto el producto como todo el proceso que siguen los materiales hasta convertirse en él.

Cómo llevar a cabo un control de calidad en la producción industrial

Para desarrollar un correcto control de calidad en la industria es necesario tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Determinar qué criterios de calidad es más apropiado aplicar en cada caso.
  • Realizar análisis continuos que garanticen que los criterios elegidos están respetándose al máximo.
  • Determinar si es necesario incorporar nuevos criterios de calidad que exijan más del proceso productivo.
  • Recabar el máximo número de datos posible sobre todo el proceso productivo y documentarlos de forma escrupulosa para poder analizarlos y tomar decisiones más inteligentes.
  • Estandarizar todo el proceso de análisis para que sea realmente útil y ayude a avanzar en todos los sentidos.
  • Proporcionar formación continua al personal encargado de mantener el control de calidad industrial para poder mantener el modelo en el medio-largo plazo.

Ejemplos de control de calidad en empresas industriales

Podemos encontrar ejemplos de control de calidad industrial en empresas de todo tipo, cualquier día del año, y es que su valía proviene precisamente de que esta es una carrera de fondo que se corre de forma incansable cada día.

Aquí te mostramos dos buenos ejemplos que te servirán para comprender por qué es importante tener una buena estrategia de control de calidad industrial y por qué merece la pena invertir en buenas herramientas digitales que faciliten este tipo de trabajo:

  • En una fábrica de aviones se aplican distintos controles de calidad dentro de un mismo lineal. Por ejemplo, si hablamos de sus motores, las piezas individuales deben pasar cada una su propio control de calidad, y una vez ensambladas también hay que hacer un control de calidad del funcionamiento final de cada motor.
  • Otro buen ejemplo lo encontramos en las plantas de producción de alimentos. Hay que revisar tanto la calidad como el punto de origen de cada materia prima, supervisar todo el proceso de cocinado y tomar muestras de todos los productos. Además, es necesario extender dicho control de calidad tanto a las condiciones de almacenamiento de la comida como a los procedimientos de transporte.

Cada industria tiene sus propias exigencias en cuestión de control de calidad, por eso es importante encontrar una herramienta que se adapte a cada una de ellas o, en su defecto, que permita aplicar funciones de personalización para responder de forma óptima a cualquier tipo de característica que se requiera de él. Desde ARBENTIA, como partner experto en tecnologías Microsoft, hemos desarrollado qualiApp, una extensión de gestión de calidad en Dynamics 365 Business Central (Navision) que permite tener toda la información integrada en el ERP para industria, eliminando procesos manuales y simplificando al máximo la gestión de procesos de calidad.