Actualmente, los consumidores tienen más información al alcance de su mano, son más fuertes, inteligentes y autosuficientes que nunca, lo que representa un gran reto para las compañías que buscan satisfacer sus expectativas y ganar su confianza. En los últimos años, el trato entre empresas y clientes ha cambiado. Con la llegada de la transformación digital, lo que los clientes esperan de las marcas y su relación con ella, ha sufrido una conversión. Debemos aprovechar la incursión de las tecnologías ligadas a la transformación digital empresarial, para crear una conexión con el cliente permanente y duradera. La experiencia que tiene el cliente con la empresa es conocida en inglés como CX (customer experience) y se considera un sinónimo de servicio al cliente y la parte comercial.

Un CRM es una herramienta poderosa para obtener y gestionar información de los clientes de una empresa para, posteriormente, crear experiencias de marca enriquecedoras

5 estrategias para mejorar la relación con los clientes

La relación con un cliente se compone de todas las interacciones que este tiene con la organización y como las percibe. La lectura de un correo electrónico, la visita de la página web, comentarios en redes sociales o la visita física a la tienda son parte de esta interacción.

¿Cómo tener una buena relación con los clientes? A continuación, te mostramos cinco estrategias clave:

Centraliza toda la información del cliente

Cuando los datos del cliente están descentralizados, es muy difícil obtener una imagen clara de cómo es y cómo interactúa con la empresa. Implantar un CRM facilita a los empleados el acceso a información organizada de cada cliente desde la misma interfaz y es el primer paso para mejorar la relación con el cliente.

Construye relaciones basadas en la confianza

Mantener una relación one to one (personal) con el cliente y fomentar la fidelización hoy en día es más importante que nunca. Por ello, contar con un software de gestión de clientes te dará el impulso que tu empresa necesita para que puedas ofrecer una experiencia de marca totalmente personalizada.

Conoce qué es lo que realmente quieren tus clientes

Ser sensible y proactivo es una cualidad clave a la hora de mejorar la experiencia con el cliente. Un CRM te permite saber qué productos son más valorados por los usuarios o cuales se han vendido más. Lo que ayuda a poder ofrecer otros productos relevantes incluso antes de que el cliente lo pida.

Proporciona un soporte más rápido y eficaz

Nada pone mayor freno a la experiencia de un cliente como responder con lentitud ante un problema o pregunta acerca de un producto o servicio. Este software de gestión de clientes puede asignar, controlar y gestionar los problemas, consiguiendo que su resolución sea más rápida.

Mantén siempre el contacto

Mantener una comunicación activa entre cliente y empresa es uno de los grandes pilares empresariales, la escucha social se posiciona como indispensable actualmente. Con un CRM, además de almacenar los datos de contacto, podrás crear comunicaciones periódicas con los usuarios llegando a personalizar campañas de marketing.

En ARBENTIA confiamos en la implantación de nuevas tecnologías que inviertan en el cuidado minucioso del Social Engagement para mejorar la relación con los clientes. Por ello, la implantación de un gestor de clientes (CRM) como Microsoft Dynamisc 365 marcará un antes y un después.

Tags:

Posts relacionados