Logra el máximo beneficio en tu empresa de asistencia técnica

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan las empresas de servicio de asistencia técnica es el de hacer que sus operaciones sean rentables. No hace falta decir que, el beneficio, cuanto mayor sea mejor, pero lo ideal siempre será intentar conseguir un equilibrio entre un buen servicio al cliente y una alta rentabilidad.

Pero, alcanzar una alta rentabilidad en las operaciones de campo no siempre es posible, lo que se debe en muchas ocasiones a que nuestra empresa comete una serie de errores. Pues bien, veamos a continuación cuáles son esos errores que castigan la rentabilidad de tus contratos de mantenimiento y cómo podemos evitarlos.

  1. Visitas repetidas para resolver un problema

El primer error con el que solemos encontrarnos es que en numerosas ocasiones no somos capaces de conseguir ese first time fix (que el técnico resuelva la incidencia en la primera visita), ya sea porque, una vez que nuestro técnico ha acudido al lugar de la avería se da cuenta de que le hacen falta determinadas herramientas, porque no es el técnico adecuado, o por cualquier otro motivo. Para solucionar este error, en Arbentia apostamos por el IoT: esta tecnología permitirá resolver averías en una primera visita e incluso de forma preventiva. Algunos beneficios del uso IoT son:

  • Mejor información sobre el activo del cliente

  • Mejor capacidad para clasificar los equipos

  • Mejor utilización de las piezas

  • Mejor programación del mantenimiento preventivo

  • Mejor asignación de los técnicos

En definitiva, el IoT nos permite monitorizar todos nuestros activos sin tener que ir al lugar en el que se encuentra el cliente, sino que lo podemos ver todo de forma remota, con la optimización de costes que eso conlleva.

2. Las habilidades de un técnico no coinciden con el trabajo

Otro error muy común es que, en ocasiones las habilidades del técnico no coinciden con la incidencia que hay que resolver. Aquí no solo entran las habilidades, sino también intervienen otros factores como la localización del técnico o la planificación asignada.

En este sentido, podemos hacer que la rentabilidad de las operaciones de los técnicos de campo sea mayor gracias un sistema de planificación y asignación inteligente (RSO). A través de este sistema, podemos programar un motor de planificación inteligente de Machine Learning para que la aplicación nos proponga automáticamente esa asignación y nosotros tan solo tengamos que validarla.

3. Visibilidad limitada del historial de clientes y equipos

Si hablamos desde la postura del técnico, se trata de darle la posibilidad de poder visualizar toda la información que necesita para resolver la incidencia de la mejor forma posible:

  • Información del cliente

  • Información del contacto relacionado con ese cliente

  • Información de la incidencia

  • Información del activo

  • Información del inventario

Al final se trata de darle las herramientas necesarias a nuestro técnico para que pueda optimizar al máximo la resolución de la incidencia.

4. Envío de técnicos para problemas que podrían solucionarse de forma remota

El siguiente error que repercute en la rentabilidad de una empresa de mantenimiento es el envío de técnicos para resolver problemas que podrían solucionarse de forma remota. Si le damos a nuestros agentes una base de conocimiento o un proceso guiado, estos serán capaces de resolver el problema sin necesidad de transformarlo en una orden de trabajo y sin que el técnico se tenga que desplazar hasta el lugar de la incidencia (con los costes de oportunidad que esto supone).

5. Falta de ayuda remota para guiar al técnico

Aquí, de nuevo, apostamos por una tecnología innovadora como la Realidad Aumentada (AR). La cual ofrece una serie de beneficios aplicados al sector del mantenimiento:

  • “Truck Rolls” reducidos

  • Reducción de tiempos

  • Menos costes de formación

  • Costes de software reducidos

  • Empoderamiento de los técnicos

  • Reducción de tiempos de inactividad

Mas allá de los beneficios, la Realidad Aumentada va a dar la posibilidad de que los técnicos puedan realizar consultas con expertos de forma remota y en tiempo real. Al final, nos va a otorgar una gran capacidad para poder solucionar las incidencias logrando el ansiado first time fix.

Posts relacionados