La ley Crea y Crece, a punto de implementarse tras haber sido aprobada por el Congreso de los Diputados, obligará a todas las empresas y empresarios a implantar el sistema de factura electrónica a partir de 2023. Esto, que puede ser visto como un contratiempo por muchos, en realidad llega de la mano de un sinfín de posibilidades que, además de una facilidad en la gestión, nos proporcionará más tiempo que poder emplear en seguir creciendo.

¡Te contamos todo lo que debes saber sobre la factura electrónica obligatoria y cómo adelantarte a estos cambios!

¿Qué cambia la nueva ley de factura electrónica?

Aunque hasta ahora la factura electrónica era opcional salvo para aquellas empresas que trabajasen con la Administración Pública, la ley Crea y Crece aprobada a finales de junio de 2022 instauró la obligatoriedad de enviar una factura electrónica tanto a otros autónomos como a pymes.

Esta factura electrónica obligatoria será ineludible, probablemente, a partir de 2023, momento en el que contar con un programa de factura electrónica constituirá una necesidad para cualquier tipo de emprendedor. En realidad, esta modalidad de documento digital lleva años funcionando en nuestro país, pero ahora las facturas en papel tienen, literalmente, las horas contadas.

Desde la entrada en vigor de esta medida, no bastará con saber cómo se hace una factura electrónica y realizarlas en un ordenador o cualquier otro tipo de dispositivo electrónico. Además, el receptor deberá recibir el documento en formato de factura electrónica online por vía digital (como a través de email) y poder acceder a ella libremente a través de cualquier dispositivo electrónico de que disponga.

¿Quién está obligado a emitirla?

Todas aquellas personas, ya sean físicas o jurídicas, que lleven a cabo una actividad económica, son desde ahora entes obligados a presentar factura electrónica por ley.

Así pues, las empresas y la factura electrónica están obligados a entenderse, aunque lo cierto es que se trata de una forma de gestión a la que resulta muy sencillo adaptarse. Además, permite un ahorro de tiempo considerable en tareas administrativas que puede dedicarse a seguir creciendo a nivel empresarial, y para Hacienda la factura electrónica es mucho más ágil tanto a la hora de hacer presentaciones como en el caso de tener que plantear una inspección.

¿Qué es una factura electrónica?

Una factura electrónica es un documento digital que atestigua una actividad comercial, ya sea de compra o venta, o de un producto o servicio. Se diferencia del ticket de compra en que los requisitos de una factura electrónica para que tenga validez legal deben ser los mismos que en una factura tradicional, con una información mucho más completa tanto de la operación como de los actores que intervienen en ella.

Lo bueno es que, para cualquier departamento de administración, la factura electrónica supone una agilización de todos los trámites, más aún si el sistema de facturación electrónica se combina con una solución integral como Microsoft Dynamics 365 Business Central.

¿Cómo emitir una factura electrónica?

Saber cómo hacer una factura electrónica manualmente en un programa como Excel o Word puede sacar de un apuro, pero no es la opción más útil. Lo mejor es contar con un buen programa de facturación con automatizaciones que permitan emitir una factura en cuestión de segundos y tenerla siempre disponible, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Las múltiples ventajas de la factura electrónica hacen que estar obligados a expedir una no deba ser percibido como un lastre, sino como una oportunidad. No existe un importe mínimo para la factura electrónica, tan solo se necesita un modelo en el que vayan variando los datos y las cantidades, el programa informático se encargará del resto, ¡incluso de enviarla!

¿Con qué requisitos debe contar la factura online?

La normativa de la factura electrónica es exactamente la misma que para una factura tradicional. Es decir, el hecho de estar digitalizada no la exime de incluir exactamente la misma información para tener validez legal.

Aquí te dejamos los datos que debe incluir sí o sí una factura electrónica:

  • La palabra ‘FACTURA’ debe aparecer bien visible en el documento.

  • Datos identificativos tanto del emisor como del receptor de la factura (nombre y apellidos si procede, NIF y dirección fiscal).

  • Fecha de emisión de la factura electrónica.

  • Concepto del objeto de la actividad.

  • Cantidad total sumando impuestos y retenciones a la base imponible.

Si contiene todo esto, no habrá ningún problema a la hora de validar tu factura electrónica obligatoria. Lo mejor ante este tipo de cambios es adaptarse cuanto antes, y utilizar el mejor software de facturación facilita mucho las cosas en este sentido.

Posts relacionados